topmenu

Padre Karoly Nemeth, afiliado a la Congregación de la Misión

Karoly Nemeth nació en Sárvár, Hungría, el 30 de diciembre de 1934. Tras sus estudios de teología fue ordenado por el Obispo Diocesano Sandor Kovacs en Szombathely el 15 de junio de 1958.

En su infancia, se familiarizó con la Compañía de las Hijas de la Caridad en Sárvár. Este es el lugar donde conoció la espiritualidad vicentina y al cual asistía regularmente como monaguillo en la capilla local de las Hermanas.

En 1950, después de la disolución de la Congregación de la Misión – Provincia de Hungría, ya no pudo unirse a la Comunidad. Sin embargo, en su rol como sacerdote diocesano ayudó mucho a las Hermanas durante y después de la salida. Él las visitaba regularmente, les brindaba cuidado espiritual, escuchaba sus confesiones y compartía su apoyo y asistencia. Conocía personalmente a P. Lajos Keller CM, Director de las Hermanas. Más tarde se reunió y mantuvo contacto con algunos de los padres de la Congregación, incluso durante los tiempos difíciles del régimen comunista. El P. Istvan Toth CM visitó muy a menudo al padre Karoly, que entretanto era párroco en Letenye.

El Padre Karoly solía celebrar retiros espirituales para las Hermanas, las visitó en las obras sociales y además, investigó la historia de las Hijas de la Caridad – Provincia de Hungría, incluyendo la historia detallada de sus casas también. Permaneció en contacto con ellas a través de cartas y conoció a la hermana Ferdinanda Velics y la hermana visitadora Katalin Summer en persona.

Toda su vida, sus actividades y sus obras pastorales fueron impulsadas por la espiritualidad vicentina. A los 72 años, después de 50 años de ministerio sacerdotal, se retiró. Incluso después de esto, el padre Karoly visita regularmente a los Cohermanos y Hermanas en Budapest durante las fiestas de la Iglesia. Hoy en día, se encuentra en estrecha relación con la Congregación, nos apoya ofreciendo su celebración de la Eucaristía para el beneficio de la Comunidad y se interesa por lo que está pasando con los cohermanos.

Es un sacerdote leal y de buen corazón que escucha las confesiones activamente, celebra la misa hasta hoy y brinda atención espiritual a los sacerdotes diocesanos. Además, ayuda a una pequeña comunidad en un hogar de atención en Szombathely.

El 1 de mayo de 2017 recibió la carta del Superior General de la Congregación de la Misión con la que fue recibido en la Familia Espiritual de San Vicente de Paúl.

Comments are closed.