El símbolo del logo, hace alusión a el águila de Filipinas, un ave rapaz endémica de las islas del norte del archipiélago. Ella vive en los bosques lluviosos y son habitat esta muy degradado actualmente, lo que la ubica hoy como una especie en vía de extinción.

« El águila es el símbolo de la vida nueva. Los antiguos creían que el águila renovava periódicamente su plumaje y su juventud. El símbolo del águila conviene de una manera justa al evangelio de Juan ya que esta ave vuela muy, muy alto. El evangelio de Juan vuela alto, hacia la contemplación divina del Verbo de Dios.

El águila es símbolo de Cristo resucitado y del discípulo, pues este último siempre busca estar iluminado por la fuente luminosa que el el sol. Así como el águila se eleva hacia el sol, así mimos el discípulo se eleva hacia la luz de Cristo.

Los discípulos de Cristo pueden ser comparados con las águilas (Isaïe 40, 31). Por el bautismo, el neóto, se sumerge en el agua, se sumerge en la fe.

El águila también es símbolo de la caridad y de la generosidad, pues el águila luego de alimentarse y aunque tenga hambre siempre deja la mitad de sus alimentos para sus crías » (Pierre Bougie, PSS)

Por estas razones el símbolo del águila conviene al encuentro. Para el caso, el águila lleva los colores de la bandera de Filipinas, país que acoge la reunión. En su pico ella lleva 5 llamas que hacen alusión al inicio de los 500 años

de la Congregación de la Misión, que la Asamblea se ha dado como punto de referencia para la reflexión de éste encuentro.

Acompañan el símbolo, el nombre de la ciudad donde se realiza la reunión donde se ubican las iniciales de la Congregación de la Misión. La letra M esta coronada de una cruz, esta disposición recuerda el símbolo que la Medalla Milagrosa lleva en su reverso. Los tres elementos están en rojo, color específico de la caridad.

P. Alexis CERQUERA TRUJILLO CM
Provincia de Francia

Print Friendly, PDF & Email